Dificultades en el lavado de motores

A medida que vamos utilizando nuestro vehículo nos vamos dando cuenta de que la suciedad más intrusiva se va a cumulando poco a poco en el interior del motor.

Para eliminarla solemos utilizar una máquina de a agua a presión (que podemos encontrar en una gasolina o en un centro especializado de lavado). Tan solo echando una moneda de 50 céntimos o de un euro se nos asignará un tiempo para su limpieza (tanto en el lavado de motores como todas las partes de su carrocería).

Otra de las ventajas de este lavado es que disponemos de varios modos de lanzar el agua: la opción normal con jabón, aclarado, encerado y lavado con agua especial (entre muchas otras).

Esta opción nos puede venir perfectamente en el caso de que no busquemos una limpieza demasiado compleja. Sin embargo, si queremos el mejor resultado, nosotros de recomendamos que utilices una máquina de ultrasonidos para la limpieza motores.

Máquina de chorro de agua a presión Vs máquina de ultrasonidos

Respetuoso con la estructura del elemento a limpiar

El problema del chorro a presión es que puede dañar aquella estructura que no sean lo suficientemente sólidas como para poder mantener el golpe del agua. Para la carrocería de un vehículo no debería haber ningún tipo de problema ya que esta es fuerte… sin embargo, si nos adentramos en el mundo del “lavado de motores” nos daremos cuenta de que existen algunas piezas muy especiales que no podemos lavar con el chorro de agua.

Una máquina de ultrasonidos es la mejor opción para lavar los motores porque, en ellas, lo único que tendremos que hacer será sumergir la pieza en cuestión en la cubeta y recubrirla del líquido a especial. Esta se pondrá a vibrar de forma lenta pero concisa para eliminar hasta la suciedad que más cuesta.

Respetuosa con el medio ambiente

Otro problema que presenta una máquina de agua a presión es que en esta despilfarramos mucha agua. En realidad este es otro método de contaminación que estamos muy acostumbrados a practicar.

El problema es que no podemos hacer nada, tiene tanta presión que es imposible de controlar.

En la máquina de ultrasonidos para el lavado de motores, el único despilfarro que podemos hacer es gastar demasiado líquido recubridor. Si tan solo utilizamos las medidas adecuadas, no pasará nada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *