Equipos ultrasonido: ¿Cómo funcionan?

El mundo de la limpieza ha evolucionado mucho en los últimos; ya no nos valen algunas de las técnicas rudimentarias que se utilizaban en el pasado porque, entre otros problemas, podrían llegar a dañar la pieza que estamos tratando.

¿Cómo podemos lavar los delicados materiales que se pueden usar en un laboratorio y que queden completamente desinfectados para ser utilizado de nuevo en el pasado? ¿Cómo podemos quitar la grasa que queda impregnada en las piezas mecánicas que se utilizan en un taller? ¿Cómo podemos dejar las joyas como nuevas sin que el equipo de limpieza que utilicemos las deteriore? Para todas estas preguntas tenemos la misma respuesta: con un buen equipo de ultrasonido.

Todo lo que tienes que saber sobre los equipos de ultrasonidos

Estamos hablando de unos aparatos especiales que pueden tener diferentes dimensiones, dependiendo exactamente de la pieza que vayamos a limpiar en ese momento.

Por ejemplo, no se usará el mismo equipo si tenemos que limpiar un anillo de oro, que si tenemos que introducir una gran pieza de motor, y ahora te vamos a decir el porqué.

La razón de ello es que los equipos de ultrasonidos en realidad son cubetas que vibran a una determinada intensidad y que, además, tienen que ser rellenadas de un líquido especial. Si elegimos una cubeta demasiado grande, gastaremos demasiado en líquido, por lo que puede que la inversión no nos merezca demasiado la pena.

Pero también hay otro problema en el otro caso; si elegimos una cubeta demasiado pequeña, es posible que la pieza en si impacte contra la estructura del equipo, lo que puede llegar a producir problemas estructurales de importancia (sobre todo si estamos tratando con algunos objetos algo delicados). Es importante elegir un equipo que tenga el tamaño exacto que se necesita.

La gran ventaja de estos equipos es que el líquido será capaz de poder llegar a cualquier parte, actuando ante la grasa más incrustada; en algunos talleres todavía se sigue trabajando con cepillos pensado que estos pueden alcanzar cualquier parte, pero no es así; siempre habrá algunas piezas especiales que no quedarán limpias al 100%.

Si pones buenos equipos de ultrasonidos en tu empresa, podrás estar seguro de que los resultados serán los que necesitas; un nivel de limpieza que, por el momento, no tiene ningún tipo de comparación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *