Lavado por ultrasonidos: la introducción a la limpieza de última generación en un laboratorio

Aunque nunca hayas trabajado en un laboratorio, ya te puedes hacer a la idea de lo importante que es que todos los elementos del lugar estén previamente desinfectados. Imagina una solución en la que un médico experto tenga que hacer los análisis de un paciente determinado.

Si los materiales que van a utilizar no están esterilizados, la muestra quedará adulterada y no tendrá ningún tipo de validez.
Lo peor de todo es que los virus y las bacterias son muy listos y pueden adaptarse a todo tipo de condiciones. Es por ello por lo que no bastará con coger un poco de agua y jabón y limpiarlo a fondo… muchas bacterias pueden sobrevivir a la perfección a ese proceso sin ningún tipo de problema.

Existen productos químicos especiales para ello y, aunque realmente desinfectan, podemos perder mucho tiempo que podemos necesitar para otras cosas.

Es por ello por lo que aquí entra en juego lo que conocemos como lavado por ultrasonidos. Una limpieza muy especial que cada día se incorpora más a los laboratorios ¿Quieres saber porque? Sigue leyendo para descubrirlo.

El lavado por ultrasonidos como solución a la limpieza de un laboratorio

El “lavado por ultrasonidos” nos ofrece un completo surtido de maquinaria que se ajustará a las necesidades de nuestra empresa.

Todos sabemos lo delicados que son algunos elementos de laboratorio, por lo que no podemos someterlos a métodos demasiado intrusivos si no queremos que su estructura se vea dañada.

Este tipo de lavado es muy especial porque lo primero que hace es conseguir que el objeto pueda flotar en el líquido limpiador. Tenemos que tener en cuenta que tiene que tener el espacio suficiente para poder moverse sin problemas pero, a la vez, no tiene que ser exagerado para no gastar demasiado líquido.

Después habrá que elegir la frecuencia a la que queremos que vibre. Si es demasiado baja no conseguiremos eliminar la suciedad y mucho menos desinfectar. Sin embargo, si es demasiado alta, sus vibraciones pueden hacer que se acerque mucho a la pared del objeto y puede llegar a romperse.

Nosotros te recomendamos que sigas al pie de la letra el manual de instrucciones para evitar llevarnos cualquier tipo de sorpresa desagradable. En el momento en el que ya haya terminado, habrá quedado perfecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *