Limpieza de motores

¿Alguna vez te has preguntado cómo los mecánicos consiguen lavar las piezas y darle ese aspecto que parece que sean nuevas? En muchos casos es cierto que lo son… sin embargo, en otros, las piezas no hay forma de conseguirlas originales y las tienen que extraer de otros coches.

El problema de hacer esto es que tendrá una gran cantidad de grasa que puede ser muy complicada de eliminar. Sin embargo, en cuanto las vemos, nos damos cuenta de que están como nuevas.

¿Cuál es entonces el secreto que utilizan? Para hacer la limpieza de motores utilizan una máquina de ultrasonidos.

¿Cómo funciona una máquina de ultrasonidos para la limpieza de motores?

A pesar de que este tipo de maquinaria está recomendada para casi cualquier tipo de sector en el que se quiera aplicar, lo cierto es que en el mundo del motor cobra todavía más importancia. Si sabes un poco de este sector te habrás dado cuenta de que hay piezas muy especiales que tienen rincones a los que no podemos acceder (ni tan siquiera con un pequeño servicio especial para ello).
Sin embargo, una máquina de ultrasonidos puede llegar a cualquier parte que se proponga.

Lo primero que tenemos que hacer es llenar la cubeta con una solución limpiadora. Se trata de un líquido especial que variará en función del elemento que queremos limpiar.

En algunos casos en los que la suciedad no es demasiado elevada, lo que haremos es utilizar simplemente agua y con el poder de los ultrasonidos quedará impecable. No obstante, no se recomienda haberlo en el caso de las piezas mecánicas ya que es muy raro que estás puedan llegar a saltar sin utilizar ningún tipo de detergente.

Si tienes alguna duda la puedes consultar con el establecimiento donde has comprado la maquinaria.

Una vez que la pieza se haya sumergido en la cubeta entonces tendremos que activar la máquina. Elegiremos exactamente a la frecuencia a la que queremos que vibre (en el caso de que la máquina nos de esa opción) y esperaremos pacientemente a que acabe.

Es entonces cuando realmente nos daremos cuenta de que hemos descubierto el secreto del mecánico. Para que las piezas tengan un aspecto tan radiante lo único que hace es introducirlas en la máquina de ultrasonidos, esperar a que acabe y deslumbrarnos con ellas. ¡Un secreto que ya ha sido desvelado!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *